Retrasos

Igual que en el caso del retraso del tren, cuando ese retraso supone la pérdida de un enlace o combinación confirmada, el viajero tiene derecho a solicitar una indemnización por daños y perjuicios.

El autocar tiene que parar obligatoriamente en todas las paradas del itinerario.

En los casos de avería o de cualquier otra causa que interrumpa el viaje, la empresa está obligada a reparar el vehículo o a facilitar otro para completar el viaje, corriendo, en su caso, con los gastos de manutención y alojamiento.